¿Te ayudo a sentirte bien? - My blog
621
post-template-default,single,single-post,postid-621,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-theme-ver-13.7,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.5,vc_responsive

¿Te ayudo a sentirte bien?

La imagen personal la concibo más halla de ponerte guapa para que el mundo te observe, para agradar al resto, eso es agua pasada. Cuando eres pequeño, tu personalidad está por formarse, empiezas a considerar mejor que tú a los guapos porque son los que todo el mundo quiere ser su amigo, todos admiran, hablan de ellos y al tiempo, cuando lograste llegar al guapo a la guapa descubriste algo más, que hay otra cara tras un primer impacto. Con suerte descubriste que realmente si había alguien más guapo detrás y en cambio otras, salias corriendo al ver la cosa tan fea que había detrás de una cara bonita.

Ahora, en la madurez soy capaz de observar a todo humano y ver fisicamente algo bonito de ellos. Seamos realistas, la vida es cruel pero no tanto para darnos absolutamente todo lo peor, y si piensas así entonces…alto, algo en tu cabecita no está jugando a tu favor. Los he descubierto con un interior tan sumamente bonito, que lo de afuera da completamente lo mismo, esa persona que en un primer momento te pareció fea, ya te parece guapísma. Y me arriesgo a decir, he conocido tanta chica guapa, y tanto chico mono que tenían tan poco que sumar detrás que que queréis que os diga. Me quedo con la bestia en la versión fea que cuando se convirtió a guapo.

Las personas adornamos nuestro exterior, hay quien tiene gracia y de forma innata sabe conectar su ropa y accesorios con su yo interior. Los hay que no tienen ese don y es cuesta, pero incapaz de conectar esos puntos no hay nadie. Llamemosle desconocimiento, falta de confianza, de seguridad, de motivación…pero precisamente aquellos que os encontráis en esa situación sois los que necesitáis trabajarlo. Tu puedes decir con tu ropa lo hay bajo tu piel, tras tu aspecto externo.

La ropa que usas cada día debe ser ese arma que te acompaña, te divierte, te colorea…un instrumento que te apoye, te refuerce, te haga sentir libre. Tu exterior tiene que ser, esa traducción de est@ soy yo sin decir ni emitir un ruido en tu garganta.

Lo único que se necesita es la unión entre dos puntos, tu forma de ver y sentir el mundo con la ropa que eliges como bandera de tus pensamientos e ideas. Si logras conectarlos, habrás conseguido algo precioso, maravilloso: conocerte a ti mismo, darte más valor, ganar seguridad y autoconfianza y contar a este mundo como y quien eres.

Y así de estas ideas surge mi servicio en asesoría de Imagen.

Los armarios de las personas no son tan diferentes de sus mentes, de lo que hay en sus cabecitas. Ahí arriba hay ideas y pensamientos para deshechar, que inuntilmente y sin saber muy bien porque sigues guardando y nos cuesta mucho deshacernos de ellos. Tenemos pensamientos e ideas que usamos a menudo pero nos gustaría mejorarlos, potenciarlos pero no sabemos como y tenemos otros pensamientos o ideas que no nos hacen ningún bien pero en cambio seguimos usando día tras día aportándonos energía de la mala y haciéndonos entrar en bucle con el consiguiente desgate mental. También tenemos ahí arriba las ideas irracionales que tiene todo bicho viviente, que aplicado a imagen viene a ser: -NO, yo no me pruebo un vestido largo que sé que no me quedan bien- o -Ese no es mi estilo para nada-  Acaso cres que alguien que se cruza contigo por primera vez y no te conoce en absoluto va a pensar:-Vaya falda que se ha puesto no pega con su estilo para nada-

Y es que me encuntro mucha gente con esta clase de pensamientos. La ropa nos produce muchas veces lo que los pensamientos, te encierras en ellos, no dejamos que nadie venga a demostrarnos que estamos equivocados y esto nos priva de disfrutar, de inventar, de jugar que en el caso de la ropa, nació para eso!

Os puedo contar en otro capítulo como llegué a encontrar mi misión en la vida, pero la conclusión a la que llegué es que vine a ayudar a los demás en lo que para mí es algo innato, vestirse, sacar el potencial de cada uno.

Siento que puedo ayudar en algo tan bonito como es reflejar tu luz interna en la fachada que cae delante de ti. Puedo ayudarte a ganar la confianza que necesites, levantar la autoestima, conectar los dos puntos que antes te explicaba. Entre las dos buscamos tu resurgir como persona única y bonita que eres.

No Comments

Post A Comment